Cuidar las palabras es cuidarse uno mismo; el que habla mucho se arruina solo. 

Proverbios 13:3 
DHH 

Comments

comments