Porque el Señor es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre. 

Salmos 100:5 
NVI 

Comments

comments