La suave respuesta aparta el furor, mas la palabra hiriente hace subir la ira. Proverbios 15:1