Me asaltaron en el día de mi quebranto, Mas Jehová fue mi apoyo. Salmos 18:18